17
Lun, Dic

La Democracia fue concebida como una forma de estado de bienestar. La gente creyó que le proveería de todos lo que necesitaba para progresar, entonces era baja la abstención: 1958: 7,85%; 1963: 9,15%; 1968: 5,64%; 1973: 3,48%. Esos días de masiva concurrencia a las urnas llevó a afirmar que la política es el deporte favorito de los venezolanos. Pero, a partir de 1978, cuando la abstención alcanzó el 12,43%, continuó su ascenso 1983: 13%; 1988: 18,15%; 1993: 39,84%; 1998: 36,54%. Ese maná de oportunidades quedó congelada en la insatisfacción de los ciudadanos y los cogollos arrinconaron a la sociedad, que comenzó a no votar.

Leer más: El voto para el cambio… voto útil… elige, álzate y vota… // Por: Carlota Salazar @carlotasalazar

Más que una frase que posesionar en Acción Ciudadana en Positivo (Acep), significa un estado de ánimo en este tiempo político convulsionado por los fantasmas divisionistas que pululan en la conciencia colectiva. Frente a un gobierno ineficiente y corrupto que actúa en función del control absoluto de la sociedad, una oposición fragmentada entre quienes exigen cambio de gobierno mediante el voto y quienes presionan para una transición. Los votantes son partidos políticos que no han entendido que en la unión está la fuerza, cada uno arrima braza para su sardina, los de la transición unos en el dialogo, otros en el golpe de estado, intervención extranjera… posiciones que en lugar de conjugarse, complementase y discutirse internamente se han dedicado a descalificase insanamente.

Leer más: ABC de la política #AcepToElReto // Por: Carlota Salazar Calderón @carlotasalazar

No creo que vaya a decir nada nuevo. Pero el problema no es decir cosas nuevas, sino que las cosas que expresan la realidad sean atendidas y, mejor aún, entendidas. De eso hay bastante, no hay duda, pero hay muchos oídos que no quieren escuchar, y por eso hay que insistir y perseverar. Y claro, me refiero a los oídos de quienes deberían escuchar pero no lo hacen porque, a veces, el mensaje no les llega, o si les llega algo del mensaje, les llega sin fuerza persuasiva. Hay otros oídos que no quieren escuchar, porque no les conviene: porque se sienten amenazados en su impune depredación. Esos no tienen ni la disposición ni el interés de escuchar nada que vaya en contra de sus intereses. Esperemos que, más temprano que tarde, no puedan dejar de escuchar sus sentencias condenatorias…

Leer más: El poder y la miseria // Por: Fernando Luis Egaña

En estos días he escuchado algunas opiniones en el sentido de que se exagera la influencia de Cuba en los asuntos internos de Venezuela. La verdad es que no entiendo qué significa eso. Me parece obvio que las decisiones decisivas sobre el poder en Venezuela, no se toman en Caracas sino en La Habana. Y esa obviedad se fundamenta, entre otras razones, en que Maduro se lo pasa viajando para allá a reunirse con Raúl Castro.

Leer más: Castro y Maduro // Por: Fernando Luis Egaña

Luchar con un enemigo y con un traidor al mismo tiempo es muy difícil. Y así lo están experimentado las Fuerzas Armadas Nacionales, órgano que viene sufriendo los embates de una guerra silenciosa en contra de las incursiones y apoderamiento de territorio que viene realizando la guerrilla colombiana en nuestro país.

Leer más: La guerra perdida // Por: Omar González Moreno @omargonzalez6

Más artículos...

Chip a Cookie