19
Sáb, Ene

Daño a los trabajadores // Por: Antonio Barreto Sira @BarretoSira

Opinion

Tenemos que comenzar el año defendiendo a más de 30 mil trabajadores que están adscritos a la Gobernación de Anzoátegui. Sí,  los diputados del Consejo Legislativo del estado Anzoátegui (Cleanz), movidos por intereses políticos, recondujeron el presupuesto para este 2019 por lo cual careceremos de los recursos necesarios para saldar compromiso con los funcionarios.

Los diputados se colocaron la venda de la ideología en los ojos, y tomaron una decisión que afecta a todo el estado y principalmente a los trabajadores de la Gobernación.

Los diputados regionales no pensaron en los médicos que tienen que trabajar con las uñas y obtienen por su sacrificios sueldos muy pequeños, no pensaron en los maestros de escuelas que de forma abnegada  educan a nuestros hijos y nietos, no pensaron en esos trabajadores, padres y madres de familia, al tomar una decisión tan perjudicial para miles de familias.

Recondujeron el presupuesto inspirados por obligaciones de orden político y por instrucciones partidistas. Se taparon los ojos para obviar el daño que hacían a tantas personas.

Lo hicieron porque les da urticaria el hecho que cerramos el 2018 en pleno movimiento. Atendimos a más de 120 mil personas con el programa de la Caravana de la Salud, colocamos toneladas y toneladas de asfalto mediante las Cuadrillas Tapa Huecos, limpiamos kilómetros de vialidad y de zonas recuperadas mediante la Operación de Limpieza de Anzoátegui (OLA), mediante el programa Lucerito rehabilitamos el alumbrado público de las principales avenidas y calles de la zona norte.

Les duele el hecho que entregamos medicinas, equipos médicos y ambulancias en diversos centros asistenciales, les molesta que inauguramos quirófanos, recuperamos salas de emergencias y de hospitalización infantil, les incomoda el hecho que rescatamos ambulatorios odontológicos. No soportaron el hecho que cumplimos con hechos.

También lo hicieron porque desde el Cleanz, desde un principio, no estuvieron de acuerdo con nuestra propuesta de insertar en el presupuesto de este año todos los beneficios laborales que estaban contemplados en las contrataciones colectivas y, todas aquellas medidas que nosotros, en su momento, impulsamos para reivindicar a los trabajadores. Se opusieron tanto, que tal vez, sea ésta una de sus motivaciones por la cual recondujeron el presupuesto para no aprobar dicha iniciativa en favor de los trabajadores activos y jubilados de la gobernación.

Por estas razones, como forma de retaliación política, tomaron la medida de reconducir el presupuesto para ahogar financieramente nuestra administración. Pero, no vieron que los más afectados eran los ciudadanos.

El daño no se lo hacen a Antonio Barrero Sira, sino a todo el pueblo de Anzoátegui.

A través de estas líneas primero quiero exhortar a los diputados regionales a que depongan su actitud y permitan a nuestra gestión contar con los recursos necesarios para seguir salvando vidas, para darles bienestar y mejor calidad de vida a todos los anzoatiguenses.

Y también quiero dirigirme a los líderes sindicales, a todos aquellos trabajadores que se ven afectados, para que se sumen a nosotros en este justo reclamo.

 

Chip a Cookie