21
Mar, May

Pompeo y la Ayuda Humanitaria // Por: José Dionisio Solórzano @jdionisioss

Opinion

"Tengo un mensaje para el pueblo venezolano. El pueblo estadounidense está con ustedes...”, con estas palabras el Secretario de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica, Mike Pompeo reafirmó la posición del titán del Norte de apoyar a los venezolanos en su lucha en contra de la usurpación.

El integrante del equipo de gobierno de Donald Trump aseveró que los “Estados Unidos está decidido hacer ingresar a Venezuela la Ayuda Humanitaria”. Además sentenció que le importa muy poco lo que piense Nicolás Maduro.

¿Por qué son importantes estas declaraciones? Sencillo, por el contexto en la cual se está dando.

Pompeo confirma la posición de USA de mantener una política contraria a la permanencia de Maduro en el poder y anuncia que están listos para hacer entrar la Ayuda Humanitaria al país, todo esto lo hace en el marco de la decisión de sacar de Venezuela a sus funcionarios diplomáticos.

Entonces, ¿por qué sacan a los restantes representantes del Gobierno de EEUU de la nación? Obviamente no lo hacen acatando el llamado realizado hace más de un mes por Maduro, sino que la medida es parte de las jugadas previas que harán desde Washington.

Los gringos están preparándose para mover sus piezas y hacerlo en serio. El mismo Pompeo habría declarado que la permanencia de diplomáticos de EEUU en Venezuela se había constituido en un estorbo para la política de aquel país sobre el régimen de Maduro.

Sin duda, el empeño de EEUU de apoyar al pueblo venezolano y secundar a Juan Guaidó en la gigantesca labor de llevar a la nación hacia la transición está totalmente claro. Y, ¿cuáles serán los procedimientos a ejecutar? Primero, han empleado la asfixia económica y financiera no sólo al régimen sino a los capitales privados de sus principales personeros y sus familiares y sociales.

Segundo, han creado un bloqueo político que ni siquiera los rusos podrán romper.

Tercero, realizan maniobras para motivar a todos aquellos que quieran “salvar su pellejo”, entre los oficialistas, a que lo hagan a tiempo, promoviendo una ruptura completa en el seno del régimen.  Así han actuado, y es apenas los pininos iniciales de un gobierno que cuando se le mete algo entre ceja y ceja lo lleva adelante hasta las últimas consecuencias.

El temor debe estar reinando entre las filas del régimen; no es fácil saberse realmente enfrentado a una potencia como EEUU.

Una cosa eran los arranques y las bravuconadas de otros tiempos ante un oponente que se la tomaba la cosa con calma, y otra, muy diferente, es realmente sentir los embates  de una nación económica, política y militarmente mejor equipada para cualquier lucha.

Chip a Cookie