19
Dom, May

R2P - La persecución SIN CENSURA - Noticias que te interesan // Por: Alexis Rosas

Opinion

La responsabilidad de proteger
Estados Unidos, la OEA y el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio supuestamente han diseñado un plan para intervenir militarmente en Venezuela, basado en La Responsabilidad de Proteger (R2P) de las Naciones Unidas, si creemos lo que reseña el diario El Español de Madrid cuyo reportero dice haber obtenido una copia del documento elaborado por Mike Pompeo, Miguel Ángel Martín, presidente del TSJ, y los representantes de Luis Almagro.

Según una fuente del diario, la acción diseñada es una copia de la que se puso en práctica el 1° de mayo de 2011 cuando 20 soldados de élite de la marina estadounidense entraron al búnker de Osama bin Laden en Abbottabbat, Pakistán, le dieron muerte, se llevaron el cadáver, salieron sin sufrir un rasguño y finalmente, después de confirmar por pruebas de ADN que se trataba del odiado enemigo, lanzaron el cadáver al mar desapareciéndolo para siempre en cuerpo y alma. Este plan es lo que se conoce como "entrar, capturar y salir" o proceso de extracción del objetivo.

Exactamente, lo que se piensa es eso:  sacar del país al enemigo. Calculan los planificadores que el objetivo en Venezuela son cuatro personas a quienes se debe extraer, aunque no explica quiénes son ni cuál sería su destino final.

También el supuesto informe menciona las medidas ulteriores a ser adoptadas, una vez que se cumpla "el plan".

Muy bien, supongamos que es cierto, que ese plan está en marcha, que las fuerzas militares están preparadas, cosa esta última que parece ser cierta porque lo dijo Craig Taller, jefe del Comando Sur; supongamos, digo, que todo es cierto, entonces ¿cuál es el objetivo de darlo a conocer? Porque, vamos, el éxito de la operación Bin Laden se debió precisamente al secreto, pues el secreto es lo que cubre, protege, y beneficia a una operación de esta magnitud, porque da la ventaja del factor sorpresa, el golpe donde y cuando menos se lo espera.

No dudo que EEUU ha diseñado un plan para Venezuela. Quien lo dude, no conoce a los gringos. Miren, es mejor meterse con la suegra que con los gringos; esos bichos no perdonan; pueden hacerse los locos, los japoneses, los panameños, ¡qué se yo!, pero no perdonan. A Bin Laden lo cazaron diez años después del ataque a las Torres Gemelas y cuando el terrorista menos lo esperaba, ¡bang!, se lo echaron al cogote:un solo tiro en el ojo izquierdo, y si te he visto no me acuerdo. Y como ese hay muchos casos: Saddam Hussein, Muamar el Gadafi, etc., todos reunidos ahora mismo en el infierno.

No dudo, digo, lo del plan, pero, hombre, darlo a conocer es algo muy burdo, ¿no les parece? A menos que ese no sea el plan; a menos que esa sea la tapadera del otro plan, el verdadero.

En medio de todo esto,  llama la atención tres cosas ocurridas en las últimas horas.

1. La presencia del barco norteamericano CGJames a 13 millas de nuestras costas, hecho denunciado por el ministro Padrino López como una "evidente provocación". ¿Cuál era el objetivo de ese proceder de la Marina estadounidense?

2. Ivan Duque, presidente de Colombia,  denuncia que el ELN está protegido por las fuerzas armadas venezolanas y le pide al presidente encargado Juan Guaidó autorización para intervenir. ¿Intervenir cómo?

3. Guaidó le ordena a Carlos Vecchio, embajador reconocido por EEUU, reunirse con Craig Faller, en el comando sur, justo cuando dice que se han agotado otras opciones. ¿Reunirse para qué?

Pregunto: ¿Todo esto viene por partes o es un solo paquete?

Las horas que vienen pueden ser decisivas para que lo comprobemos.

La persecución ideológica
No sabemos quién está asesorando a Maduro, pero lo está llevando por mal camino. Lo he escrito antes: las decisiones del régimen pueden conspirar contra él en momentos en que el apoyo internacional se está inclinando vertiginosamente hacia el otro bando, el de Guaidó. Esa idea de defenderse atacando cuando esa defensa se ve más como persecución ideológica que otra cosa, produce un severo rechazo en todas partes, porque si algo bueno ha traído este nuevo siglo es la intolerancia sin fronteras al odio racial, al odio sexual, y al odio ideológico.
 
Entonces, detener sin fórmula de juicio al adversario, encarcelarlo en mazmorras gomecistas, amenazar a sus familiares, invadir sus posesiones, pintar las paredes de sus casas con grafitis al estilo nazi, puede haberle sido de mucho provecho a la revolución cubana, pero aquí, donde conocemos las bondades de la democracia, eso no ayuda en nada a Maduro, porque va a ir perdiendo el poco apoyo que le queda.

Por ejemplo, Guaidó anunció este sábado que China le ha comunicado "una pronta solución" al problema de Venezuela a través del grupo de contacto que integran Francia, Alemania, España, Uruguay, Bolivia, México, entre otras naciones. Algo que anhelamos la mayoría: la solución pacífica porque suficientes muertes ha habido ya, la solución sin persecución del adversario, que bastante persecución ha habido ya.

Y los rusos, aunque con discrepancias, siguen reuniéndose con los gringos.  Este lunes Pompeo visitará Rusia Para reunirse con el canciller Sergei Lavrov y es muy posible que Putin lo reciba.

Es de suponer que esas reuniones no son gratuitas, sobre todo si tomamos en cuenta que, después de la conversación telefónica de Trump con Putin, los rusos anunciaron que no enviarían más militares a Venezuela.

Entonces, la represión indiscriminada contra todo el que disienta se ve como algo totalmente fuera de orden en un "gobierno que no gobierna" como dicen sus opositores.

Recuerdo que no hace mucho el canciller uruguayo dijo, "Es imposible ayudar a Maduro porque no se deja ayudar".

¡Qué vaina!, ¿no?

Es todo.
Buenas noches...Buenos días...

Alexis Rosas

Pásalo...Evade la censura...

Chip a Cookie