12
Mié, Dic

Hay un dicho en nuestro idioma, antiguo y gráfico, que se aplica al tema este de un propuesto “plebiscito” para que se refrende o no el resultado de  las “elecciones presidenciales” del pasado 20 de mayo, y en caso contrario se convoquen nuevos comicios. Ese dicho o refrán dice lo siguiente: “éramos pocos y parió la abuela”… Lo que en otras palabras significa, la situación estaba muy mala y se puso peor.

Leer más: Lo que faltaba: ¡un plebiscito! // Por: Fernando Luis Egaña

Puede hacer mucho o puede hacer muy poco. Todo depende de si mantiene o no su posición de que la única vía aceptable para encontrar una salida a la tragedia venezolana es la ruta electoral. Si mantiene esa posición, hará muy poco o casi nada, como decía una vieja canción. Si la cambia, y se abre a otros caminos constitucionales, entonces es posible que pueda hacer mucho por la causa democrática de Venezuela, en la medida que ayude a persuadir a sus colegas de variados partidos y otras organizaciones.

Leer más: ¿Qué puede hacer Ramón Guillermo Aveledo? // Por: Fernando Luis Egaña

No faltaron los “analistas” que afirmaron que las “elecciones” recién efectuadas, serían pospuestas, y que la situación no permtiría que se llegara al domingo 20 de mayo, sin una ruptura previa. ¿De dónde sacaron los insumos para esos análisis? No lo sé, quizá ni ellos mismos lo sepan. Pero lo cierto del caso es que la anunciada farsa se escenificó, y como era de esperar, los farsantes se hicieron notar.

Leer más: Farsa consumada // Fernando Luis Egaña

Más artículos...

Chip a Cookie