Test de hidrógeno espirado ideal para detectar trastornos digestivos

Escrito por Redacción el . Publicado en Salud y Vida

El doctor José Di Giorgio, médico gastroenterólogo y miembro de la Sociedad Venezolana de Gastroenterología, asegura que el Test de Hidrógeno Espirado es una de las mejores opciones para determinar si un paciente presenta algún déficit enzimático o algún problema en la digestión o absorción de azúcares como la lactosa, la sacarosa o la fructosa.

El especialista asegura que el test también sirve para comprobar si el paciente tiene una patología denominada sobrecrecimiento bacteriano.“El test consiste en medir las partículas de hidrógeno que espira un paciente, ya que cuando nuestro cuerpo no puede absorber los azúcares que ingerimos, la bacterias los fermentan produciendo gas, lo que a su vez ocasiona un aumento en el número de partículas de hidrógenos en la sangre que son eliminadas a través de la respiración”, señala.

A través del test se determina cuánto tiempo estuvo esa azúcar absorbiéndose y el tiempo de tránsito intestinal. “Mediante el aumento significativo del número de partículas de hidrógeno, o no, se puede verificar si el paciente está absorbiendo y digiriendo bien los azúcares”.

El gastroenterólogo asegura que es un test sencillo. “El paciente tiene que ir con tiempo porque hay que hacer varias espiraciones, pero es un test no invasivo y con una confiabilidad de diagnóstico del 85%”. Di Giorgio detalla que el test se realiza con un Gastrolayzer, un sistema de medición de hidrógeno espirado,  perfecto para la detección de trastornos digestivos.

“El monitor de aliento utiliza boquillas de cartón desechables que se conectan a través de una pieza en T, que contiene dos válvulas unidireccionales encargadas de atrapar la muestra de aliento impidiendo  a los pacientes extraer el aire de nuevo del monitor, para reducir posibles riesgos de infección cruzada”, resalta.