19
Dom, May

Carlin Rodríguez aún no ve la luz de la justicia

Anzoátegui

A cinco años del suceso, todavía no hay detenidos por el caso de la joven anzoatiguense que recibió un impacto de bala en el rostro durante una protesta en Lechería

Este jueves se cumplen cinco años de aquel 9 de mayo de 2014, donde la entonces estudiante de Comunicación Social, Carlin Rodríguez, recibió un impacto de bala en el rostro mientras protestaba en contra del régimen de Nicolás Maduro en el distribuidor Fabricio Ojeda de Lechería, estado Anzoátegui.

La actual licenciada en Periodismo afirma que continúa batallando por hacer valer sus derechos, pues aún no ha visto que la luz de la justicia resplandezca en su caso. “Me ha tocado “pelear” para hacerme sentir, ya que los responsables aún se encuentran en libertad”, comenta.

Mientras recuerda lo duro que ha sido enfrentar las consecuencias del terrible hecho donde casi pierde la vida, alega que todavía sigue de pie, y “con más fuerza que nunca”, para lograr que los responsables paguen por la atrocidad que cometieron en contra de quien exigió lo que, como ciudadana venezolana, le corresponde: libertad.

“Salir a manifestar no es un delito y nos han hecho creer que sí. Habrá quienes no recuerden, o quizás ni siquiera sepan lo que me pasó. Pero aquí sigo, luchando por el mismo objetivo de hace cinco años, que es la libertad de mi país”.

Carlín agradece el apoyo de quienes, sin interés alguno, le han extendido una mano amiga para  dar a conocer su historia. Sin embargo, también rechaza que algunos políticos no hagan eco de su situación por no pertenecer a las filas de un partido y no servirles de “propaganda”.

Sistema fallido
La abogada que lleva el caso de Rodríguez, Alejandra Olivares, asegura que el atraso del mismo es un ejemplo del sistema judicial que hay en Venezuela. “Cinco años han pasado, cinco años luchado porque se haga justicia, y todavía no existe ni un solo detenido”.

Afirma que a pesar de que se han ejercido los recursos, se ha apelado, se ha asistido a las convocatorias, siempre se terminan difiriendo las audiencias, lo que ha generado gran demora en el proceso.

Señala que actualmente se aproxima una audiencia preliminar en la cual, si el tribunal considera que hay elementos necesarios para continuar, se dará paso al juicio.

“En ese trámite llevamos cuatro años. Hay un retraso procesal evidente. Sin embargo, seguiremos trabajando por hacer justicia”.

Chip a Cookie