El emblemático y querido humorista venezolano, Emilio Lovera, denunció en sus redes sociales que el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) le impidió presentar su show en El Hatillo, estado Miranda, tras superar la enfermedad que le había alejado provisionalmente de los escenarios.

Funcionarios del Seniat, bajo las órdenes del régimen de Nicolás Maduro, acudieron al Anfiteatro de El Hatillo, donde Lovera interpretaría sus mejores personajes, con la excusa de impedir la realización del evento porque “les parece sospechoso” que ni el humorista ni su compañía hayan declarado durante 2019.

A través de una denuncia, Lovera explicó que “no se puede declarar lo que no se ha ganado, y no se ha ganado nada en el último año porque prácticamente no he trabajado”.

Asimismo, el intérprete de “El Junior” o “Perolito”, expone que la razón es muy evidente: “En junio del año pasado fui diagnosticado con cáncer de colon y debido a la naturaleza de la enfermedad y a las complicaciones del tratamiento, tuve que retirarme de los escenarios para curarme”.

Finalmente, Lovera asegura que devolverá el importe del ticket a quien lo requiera y sentenció que buscará la manera de evadir la censura del régimen chavista porque “no me rindo ante ningún tipo de cáncer”.