20
Jue, Sep

Rancho ardiendo // Por: José Dionisio Solórzano @jdionisioss

Opinion

¡Sí! El racho del Psuv está ardiendo, y por los cuatro costados. Las llamas de las ambiciones políticas consumen, como una fiebre atroz, al cuerpo de por sí mal herido del oficialismo.

¡Arde Roma! ¡Arde! Vemos como  las tendencias en pugnas dentro de la estructura política del oficialismo están desatando una guerra silente y cada vez más enfurecida por los pocos espacios de poder que quedarían de materializarse una elección en Venezuela.

Se habla que a pesar de la gira política y mediática que está llevando adelante, casi con frenesí, el gobernador de Anzoátegui, Nelson Moreno, el ex vicepresidente Aristóbulo Istúriz pudiera estar regresando al estado para competir en una eventual carrera por el Palacio de Los Jardines.

Esto frenaría de por sí los deseos de Moreno de seguir al frente de la administración regional, y constituiría nuevamente un reacomodo de tendencias y grupos dentro de la entidad.

El retorno de Istúriz produciría enroques y nuevos acuerdos en la región, por ejemplo:

El alcalde Jhonnathan Marín, de quien se corren rumores de su eventual separación del ayuntamiento portuario, de hecho no iría como abanderado del Pusv a la gobernación y por compensación le estarían entregando las alcaldías de Guanta y Puerto La Cruz.

El propio Marín asumiría la representación del partido oficial en el municipio Sotillo, mientras estaría dejando un “delfín” en tierras guanteñas.

Igual ocurre con Guillermo Martínez, que alguna vez asomó sus pretensiones de ocupar la silla del Palacio de Los Jardines, e inclusive con el aval de Aristóbulo Istúriz, quien lo tenía “visteado” como su heredero político, no iría tampoco para el “baile” y le respetarían su posición en la capital anzoatiguense.

Los alcaldes pedeveseros, muchos de los cuales cayeron en desgracias o por lo menos afectados por la salida de Rafael Ramírez de PDVSA, estarían tratando de sobrevivir en medio de la vorágine desatada.

Obviamente, Magglio Ordónez estaría saliendo del juego y con él la cuota que hace tres años y tanto le había otorgado a Tarek Williams Saab y al tarekismo en la entidad.

¡Arde Troya! Puertas adentro en el Psuv los grupos desesperados tratan de arrimarse a aquellos que tengan mayores opciones de salvar espacios de participación gubernamental.

Si hubiese elecciones en las próximas semanas el oficialismo perdería sin chistar la mayoría de las alcaldías del estado, y del país, además de la gobernación de Anzoátegui.

Y justamente, por el bajo impacto de los liderazgos locales del Psuv se estarían trayendo nuevamente a Istúriz.

En los estudios de opinión tanto Nelson Moreno, Guillermo Martínez, Jhonnatan Marín y demás representantes rojo, rojitos del estado estarían perdiendo la elección con el imbatible “candidato de la Unidad”.

Y no podemos dejar de mencionar que Istúriz no es la única baraja nacional que pudieran lanzar en el estado, también sean rumorado opciones como Diosdado Cabello, Elías Jaua, entre otras piezas nacionales del oficialismo.

Amanecerá y veremos.

Chip a Cookie