La tenista estadounidense Nicole Gibbs, 116ª del ranking de la WTA, anunció este lunes que sufre un cáncer de las glándulas salivares y que no podrá participar en el próximo Roland Garros, del 26 mayo al 9 de junio en París.

“No voy a volver a jugar en tierra batida esta temporada y no estaré en Roland Garros”, explicó en su cuenta de Twitter.

“Hace un mes fui al dentista por un bulto en el paladar y la biopsia reveló que sufría de una extraña forma de cáncer de las glándulas salivares”, prosiguió.

Gibbs, de 26 años, será sometida a una intervención quirúrgica este viernes y espera volver al circuito en Wimbledon, del 1 al 14 de julio.

“Mi cirujano tiene confianza en que la intervención quirúrgica sea suficiente para solucionar el problema”, explicó.

Gibbs logró su mejor clasificación mundial en 2016 al finalizar en la 68ª posición.