El ganador fue su compatriota Michael Rodgers en la prueba más emocionante del Atletismo en el nuevo Estadio Atlético de la VIDENA. El ‘Hijo del viento’ destacó las condiciones del nuevo escenario.

Apenas lo presentaron, todo el Estadio Atlético estalló en palmas para homenajear a su historial deportivo. Carl Lewis, leyenda del deporte mundial y llamado el ‘Hijo del viento’, fue el invitado de honor en el segundo día de competencias de Atletismo en los Juegos Panamericanos Lima 2019.

Lewis, nueve veces campeón olímpico en Atletismo, ocho veces campeón mundial y medallista de oro en los Juegos Panamericanos Indianápolis 1987, llegó al Perú por invitación de Panam Sports y, esta tarde, estuvo observando las diversas pruebas que se desarrollaron en el Estadio Atlético.

Una de las competencias que generó mayor atención, en esta segunda jornada del deporte base, fue la competencia de los 100 metros, la prueba más emotiva y principal del Atletismo. El ganador fue Michael Rodgers de Estados Unidos con un tiempo de 10s09, seguido por Paulo André Camilo de Oliveira de Brasil y Cejhae Greene de Antillas.

Lewis, quien llegó a tener una marca de 9s86 en los 100 metros planos, se encargó de premiar a uno de sus sucesores, el norteamericano Micheal Rodgers, quien se llevó la medalla de oro. En la ceremonia de premiación estuvo acompañado del Presidente de Panam Sports, Neven Ilic. Lewis también premió a los ganadores de la medalla de plata y bronce.

Al final de la ceremonia, Lewis destacó la infraestructura con la que cuenta el Perú, como el Estadio Atlético. “La verdad que la estoy pasando muy bien. Los Juegos Panamericanos es un lindo torneo y me trae recuerdos, porque fue mi primera competencia internacional. Lo bueno de todo esto es que el Perú cuenta ahora con instalaciones que son las mejores del continente y las cuales no he visto en mucho tiempo”, expresó uno de los mejores deportistas de toda la historia.