Michelle Bachelet ha repasado la situación de los derechos humanos en el mundo en la presentación de su informe anual al pleno del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos aseguró que las desigualdades constituyen un desafío fundamental al principio de derechos y dignidad universales.

Bachelet hizo comentarios sobre varios países de la región:

“La situación en Venezuela claramente ilustra la manera en que las violaciones de los derechos civiles y políticos -incluyendo la falta de defensa de las libertades fundamentales y la independencia de instituciones esenciales- pueden acentuar un declive de los derechos económicos y sociales.”

Añadió que las sanciones económicas han “exacerbado” los problemas resultando en una crisis política, económica, social e institucional “alarmante”.

Sobre Nicaragua, Bachelet pidió que se retome el diálogo para abordar los graves problemas que vive el país, incluyendo "restricciones crecientes del espacio civil, persecución a voces disidentes y campañas contra la libertad de prensa".

Y en cuanto a los migrantes en Estados Unidos, la Alta Comisionada dijo que son preocupante los nuevos protocolos que restringen el acceso al asilo y que obliga a los solicitantes a esperar en México.