El Grupo de Contacto Internacional emitió este martes un comunicado en la web oficial de la UE donde reitera que es “urgente” una salida pacífica y democrática a la crisis en Venezuela, la cual está afectando “gravemente” a la región.

La organización reiteró que tras el informe de Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los derechos humanos, sobre Venezuela, ninguna conciencia puede estar indiferente, esto lo expresó tras su participación en la Conferencia para la Democracia en Venezuela realizada en la capital de Perú.

El comunicado detalla que “es primordial que los actores regionales e internacionales actúen de manera articulada y complementaria en apoyo de una restauración pacífica de la democracia, el estado de derecho y los derechos humanos de propiedad y dirección de Venezuela. Esto debe provenir de una transición negociada que devuelva la voz al pueblo venezolano, a través de elecciones presidenciales libres y creíbles”.

Asimismo respaldan las conversaciones entre representantes de Nicolás Maduro y la oposición en Barbados bajo la tutela del gobierno de Noruega, y aseguran que “un resultado negociado sigue siendo la única forma sostenible de superar esta crisis multidimensional”.

Por último especifican que “el Grupo de Contacto Internacional continuará su trabajo para apoyar un camino electoral tan pacífico como una salida a la crisis en estrecha cooperación con todos los actores relevantes de la región y la comunidad internacional. El ICG también persistirá en promover una asistencia de emergencia incrementada, mejor coordinada y sin restricciones para los necesitados, así como en los países anfitriones, de acuerdo con los principios de humanidad, neutralidad, imparcialidad e independencia”.