El Parlamento Europeo reiteró su respaldo a Juan Guaidó y condenó el intento de Golpe de Estado el pasado 5 de enero.

Con 471 votos a favor, 101 en contra y con 103 abstenciones,  la Eurocámara “condenó con dureza” los esfuerzos del chavismo para impedir que la Asamblea Nacional “lleve a cabo correctamente el mandato constitucional que le extiende el pueblo venezolano”.

El máximo organismo diplomático de Europa considera que estas acciones de la dictadura son “un paso más en la crisis en Venezuela que sigue empeorando”.

En la resolución aprobada, la Eurocámara rechazó “las violaciones del funcionamiento democrático, constitucional y transparente de la Asamblea Nacional”, y denunció los “actos continuos de intimidación, sobornos, extorsión, violencia, tortura y desapariciones forzosas”, en contra de los diputados.

“La UE sigue preparada para apoyar un proceso genuino hacia una resolución pacífica y democrática de la crisis. Los intentos previos de abordar la crisis a través de la negociación y el diálogo no han generado resultados tangibles”, advirtió el organismo.

Por último, la Eurocámara instó al alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, a aumentar la respuesta europea a la crisis a través de sanciones ampliadas a los responsables de la violación de derechos humanos y de la represión.