Un programa automatizado de escritura en portugués y una herramienta para detectar la dislexia en español recibirán el Premio UNESCO Rey Hamad Bin Isa Al-Khalifa, que promueve la utilización eficaz y ética de la inteligencia artificial en la educación, así como su acceso universal.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) anunció que los ganadores de la edición 2019 del galardón a las iniciativas de inteligencia artificial aplicadas a la educación son sendos proyectos de Brasil y España.

El Programa de Habilidades de Escritura Letrus, de Brasil, y la herramienta de Detección de dislexia distendida Dytective, de España, recibirán el Premio UNESCO Rey Hamad Bin Isa-Al Khalifa para la Utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en la educación, dotado de 25.000 dólares para cada uno, en una ceremonia cuya fecha se establecerá en la próximas semanas.

El objetivo del premio es promover la innovación en la educación, la enseñanza y el aprendizaje, así como el diseño de aplicaciones eficaces y éticas de inteligencia artificial que estén disponibles universalmente.

Los premiados
El Programa de Habilidades de Escritura Letrus, desarrollado por la compañía Letrus de Brasil, usa la inteligencia artificial para proporcionar correcciones automáticas de la escritura de los estudiantes. Letrus busca reducir el analfabetismo funcional en la lengua portuguesa, mejorando las oportunidades de práctica para los estudiantes y profesores de secundaria.

Con este programa, los estudiantes reciben los comentarios inmediatos del software, que puede identificar patrones de escritura, así como una retroalimentación más detallada proveniente de las correcciones humanas. Desde 2017, más de 65.000 estudiantes han utilizado el programa en los 26 estados de Brasil.

Dytective, diseñado por la empresa Change Dyslexia de España, es una herramienta que detecta la dislexia en español en aproximadamente 15 minutos. También proporciona ejercicios basados en el juego para ayudar a los estudiantes con dislexia a superar las dificultades de escritura y lectura.

La aplicación presenta una combinación de pruebas en línea y aplicaciones de aprendizaje automático asociadas. Hasta la fecha, más de 270.000 niños de 43 países diferentes se han beneficiado de un pre-diagnóstico gratuito de la dislexia. La compañía también concede subvenciones a las familias desfavorecidas con niños que requieren educación correctiva para la dislexia.

A esta edición del premio se presentaron 113 candidaturas, evaluadas por un Jurado Internacional de expertos en educación.

El Premio UNESCO Rey Hamad Bin Isa-Al Khalifa se estableció en 2005 con apoyo del Reino de Bahréin.