22
Mar, May

3 millones de pacientes sufren accidentes cerebrovasculares relacionados con la fibrilación auricular

Salud y Vida

La fibrilación auricular (FA) es el trastorno del ritmo cardiaco más común y persistente, afectando alrededor del 1% de la población total donde uno de cada cuatro adultos mayores de 40 años desarrolla la enfermedad durante su vida.

En los pacientes con FA, el control normal del ritmo cardíaco por el nodo sinusal se encuentra alterado, dando lugar a señales eléctricas rápidas e irregulares (taquiarritmias), provocando que las aurículas tiemblen en lugar de contraerse  de manera coordinada. Esto reduce la eficiencia con que la sangre se bombea desde las aurículas a los ventrículos del corazón y puede presentarse el estancamiento de la sangre (estasis sanguínea).

Algunas personas con FA no muestran síntomas y la enfermedad sólo se descubre durante alguna prueba de rutina, tales como durante una toma del pulso sanguíneo o en un ECG, o por las investigaciones de un evento resultante, como un derrame cerebral.

Hay pacientes que pueden experimentar síntomas debido a la fibrilación auricular cuando el corazón se contrae más rápidamente de lo normal, lo que resulta en que los ventrículos no tengan el tiempo suficiente para llenarse por completo y pulsar la sangre necesaria a los pulmones y el cuerpo. Algunos síntomas pueden incluir mareos o desmayos, fatiga, palpitaciones, dificultad para respirar y para ejercitarse.

La FA está asociada con varias consecuencias serias. La actividad auricular rápida e irregular en la FA reduce la eficiencia con la cual la sangre se bombea desde las aurículas a los ventrículos.  La acumulación de sangre estancada (estasis) provoca la formación de coágulos sanguíneos (trombos) en las aurículas, los cuales se pueden desprender y al viajar en el torrente sanguíneo podrían bloquear los vasos sanguíneos del cerebro y provocar un accidente cerebrovascular isquémico.

La FA también se asocia con pronósticos clínicos más negativos en pacientes que sufren ataques al corazón o aquellos con síndrome coronario agudo.

Es por eso que es importante que quienes sufren alguna enfermedad cardíaca o las personas que experimenten algún síntoma previamente citado, acudan al médico con la finalidad de obtener un diagnóstico a tiempo, pues existen muchos tratamientos para contrarrestar los padecimientos del corazón.