El Colegio Nacional de Periodistas (CNP) ofreció este viernes una rueda de prensa en la que Edgar Cárdenas, secretario general seccional de Caracas, informó que 52 trabajadores de la prensa han sido detenidos en el país en lo que va de 2019, de los cuales 16 son extranjeros y el resto venezolanos publica el diario El Universal.

La conferencia de prensa se realizó en la sede gremial con motivo del Día Mundial de la Libertad de Expresión. Sin embargo, Cárdenas señaló que Venezuela no tiene nada que celebrar en esta efemérides. El dirigente del CNP explicó que los 52 trabajadores de la prensa detenidos fueron liberados con excepciones, como la deportación de los 11 periodistas extranjeros de la señal Univisión que estaban ejerciendo labor periodística en el país.

Consideró que las razones por las cuales los periodistas fueron detenidos son “arbitrarias” porque al final no se muestra en acta ningún tipo de delito aclarando que el término “retención” no existe en el ordenamiento jurídico venezolano. Cárdenas rechazó que en la programación de los medios de comunicación del Estado hayan expuesto “negativamente” a los periodistas.

“Cualquier detención de un ciudadano, sea periodista o no, sin ninguna causa, solo una detención arbitraria, es una detención, no una retención (…) sean 10 minutos, una hora, sean cinco días, es una detención arbitraria”, señaló.

Stefanía Migliorini, abogada de la ONG Foro Penal, reveló que fue diferida la audiencia del reportero gráfico Jesús Medina por octava vez y añadió que su salud es delicada por la pérdida de su visión.