El presidente de Fedeagro, Aquiles Hopkins, desestimó este miércoles que las excusas de diversos voceros del chavismo al culpar a las sanciones del “desastre alimentario” en el que hoy está sumida Venezuela debido a que la caída en la producción lleva 12 años.

“Desde hace 12 años tenemos de caída de la producción nacional y hace 12 años no habían sanciones, desde el año 2014 no hay una entrada de repuestos de maquinaria agrícola, el estado avanzó en el monopolio de la distribución agroquímica de fertilizantes los últimos 5 años (…) y las sanciones no estaban en ese entonces solo desde hace un año, los pocos insumos que llegan al país el estado los usa en sus aliados o amigos”, expresó Hopkins en declaraciones dadas a TVVenezuela

“Lo que está pasando es que solo siembran unos pocos los aliados del Gobierno y por eso estamos en esta crisis por lo que pretender achacar a las sanciones el desastre alimentario que vivimos no es una verdad”, agregó.

A su juicio, para que se recupere la producción: “Tiene que haber un cambio total en lo que es hoy el papel del Estado y el sector privado, aquí tiene que haber un estado que se encargue de crear políticas para que el sector privado pueda operar, además tenemos un estado que pretende ser productor y de eso no sabe, también centralista y monopólico que nos ha llevado a esta crisis que vivimos”.

“El papel que planteamos para el Estado es que sea gestor de políticas y gestor de su ejecución pero con un sector privado protagonista de la producción, un sector privado que se encargue de sembrar, transformar y expender los alimentos en el país con el estado generando condiciones para que el sector privado trabaje y se entienda que con el control de precios acaba la producción, quiebra a los sectores productos y el monopolio del estado es ineficiente y donde se entienda que debe haber seguridad jurídica y personal”

Sobre las invitaciones del Gobierno para dialogar con el sector productivo dijo lo siguiente: “El tema es que con palabras no se llenan los anaqueles de alimentos es con hechos y acciones y mientras se siga monopolizando la distribución de fertilizantes y mientras se siga dando prioridad a los aliados del gobierno para la siembra y no a los verdaderos productores, torpedeando al que produce, pretendiendo que el estado controle la producción seguiremos teniendo esta situación”.