El Sindicato de Trabajadores de la Cancillería denunciaron persecución y amenazas en su contras tras exigir sus derechos laborales que les corresponden y que les han sido arrebatados por medidas del régimen chavista, que pronto cumplirán un año, como lo es el sueldo unitario para todos los trabajadores del país y la eliminación del contrato colectivo.

“Los principales miembros de sindicatos estamos siendo objeto de una sanción administrativa en el Ministerio del Trabajo. Allí se nos pide un desafuero sindical (…) A parte de eso, tenemos una amenaza en manos de la directora de Recursos Humanos en una reunión que se llevó a cabo allá con el frente Bolivariano de la Cancillería donde se indica que, por lo menos en mi caso, podía ser allanada mi casa si no dejábamos de hacer bulla“, así lo mencionó el secretario general de ese grupo sindical José Patines.

“Estamos cansados de que nos tilden de terroristas, de “pone bombas”, que somos una amenaza inusual. (…) ¡Unámonos! Todos los sindicatos tenemos que salir a protestar”, destacó y también aseguró que la mayoría de los trabajadores de la Cancillería han renunciado por los bajos sueldos que no ajustan a la hiperinflación del país. “Están acabando con la administración pública”, exclamó.