Pedro Jaimes fue detenido por el régimen tras difundir en su cuenta de Twitter información pública disponible en Internet sobre la ruta del avión presidencial, fue excarcelado este jueves 17 de octubre luego de un año y cinco meses de detención.

Según Espacio Público, Jaimes fue excarcelado por la Comisión de la Verdad de la asamblea nacional constituyente (anc), “como parte de un supuesto beneficio procesal”.

Pedro Jaimes Criollo es un aficionado a la aeronáutica y a la meteorología, y desde el 2013 publica en su cuenta de Twitter, Aereometeo, información sobre esos temas. El 3 de mayo tuiteó una imagen con la ruta de vuelo del avión presidencial y fue detenido una semana después, de forma irregular por funcionarios del Sebin. Tras ser presentado en tribunales estuvo desaparecido durante 33 días en los que fue torturado con electricidad, simulación de asfixia con bolsas en la cabeza, y golpeado repetidamente, lo que le produjo la fractura de una costilla.

El expediente del caso muestra información forjada y evidencias que no relacionan causalmente a Jaimes con los delitos que se le imputan: espionaje informático, revelación de secretos políticos, e interferencia de la seguridad operacional. Siendo inocente permaneció un año y cinco meses detenido en El Helicoide, le negaron asistencia médica, le impidieron recibir asistencia legal oportuna los primeros meses, y estuvo sujeto al retraso procesal impuesto por el Sebin, que se negó en al menos 16 oportunidades a trasladarlo a sus audiencias preliminares y de juicio.

La detención de Jaimes fue arbitraria
Sobre su caso se pronunciaron múltiples organizaciones de la sociedad civil incluyendo a la internacional Human Rights Watch. La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le otorgó medidas cautelares en octubre de 2018 exigiendo al Estado que respetase el derecho de Pedro Jaimes a la salud, vida e integridad; y un grupo de Relatores también exigió que protegieran los derechos del tuitero. Por otra parte, tres relatores del sistema de Naciones Unidas (ONU) hicieron un llamado urgente al Estado venezolano exigiendo le respetaran sus derechos y protegieran su integridad.