Nicolás Maduro informó que se encuentra en conversaciones con la FAO para firmar un acuerdo de cooperación que incluya asistencia técnica, financiera y alimentaria a Venezuela.

El mandatario Nicolás Maduro pone las fichas la aplicación de mecanismos cuestionables para «fortalecer» el Programa de Alimentación Escolar (PAE), con una adaptación de los CLAP para las escuelas y la creación de gallineros en espacios educativos.

La creación de Comités Escolares de Abastecimiento y Producción (CEAP), administrados por representantes de diversos cuerpos de la estructura chavista, como miembros de consejos comunales y milicianos; se convierte en la nueva estrategia del chavismo para «garantizar» la alimentación de los estudiantes en todo el país.

Por otra parte, la propuesta de instalar gallineros en escuelas y liceos se convirtió en realidad en lo que ahora se conoce como ‘Plan Especial de Producción Avícola Especial’. Este proyecto actualmente se encuentra en su plan piloto y tiene presencia en 186 planteles educativos, pero se espera que en un año sea aplicado en 24.746 planteles, incluya a 4,7 millones de gallinas y produzca 3,7 millones de huevos diarios.

«Estamos reformulando y replanteando el sistema de distribución del PAE, que ahora será distribuido por el CLAP escolar con participación de la milicia y se fortalecerá con el Plan Gallina», acotó el ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, desde un colegio en el que presentó el «plan piloto» con 192 gallinas ponedoras.

Como parte de un acto en conmemoración al Día Mundial de la Alimentación, proclamado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Maduro aprobó 13 millones de euros presuntamente destinados a abastecer el PAE durante octubre.

«Estamos celebrando la semana mundial de la alimentación con el fortalecimiento del CLAP, el programa de alimentación escolar y todos los programas que solo Venezuela tiene», destacó Maduro.

En este contexto, informó que se encuentra en conversaciones con la FAO para firmar un acuerdo de cooperación que incluya asistencia técnica, financiera y alimentaria a Venezuela «para fortalecer al país en tiempo de bloqueo y sanciones».

«Le he pedido a la FAO que nos ayude cada vez más. Tenemos programas únicos, reconocidos así en el mundo. Los CLAP solo existen en Venezuela, un mercado directo a la casa de seis millones de personas. El PAE solo existe en Venezuela, igual que las casas de alimentación, que tenemos que consolidar otra vez», añadió.

Jactándose de las políticas implementadas por el chavismo, Maduro aseguró que la protección al pueblo está garantizada con las dádivas otorgadas por el Gobierno a través del carnet de la patria. «Los bonos son cada vez más gordos y robustos. El carnet de la patria te salva la patria», aseguró.

De igual forma, garantizó un cierre de 2019 «en mejoría» y, su discurso incluyó su promesa anual, que adelanta un «despegue económico definitivo» en 2020.