22
Sáb, Sep

Disfruta de las festividades del año cuidando tu organismo

Salud y Vida

Aprovechando los días de descanso, las personas suelen exponerse directamente al sol. La Semana Santa representa una excusa perfecta para viajar por distintas zonas turísticas del país y realizar muchas otras actividades, pero de no tomar precauciones al momento del disfrute, podríamos ponernos en riesgo de desarrollar enfermedades, como el cáncer de piel (melanoma).


Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el año 2000, en todo el mundo se diagnosticaron 200.000 casos de melanoma y se produjeron 65.000 muertes relacionadas con este tipo de cáncer de piel. Por otra parte, el consumo nocivo de bebidas alcohólicas causa 2,5 millones de muertes cada año, de los cuales cerca de 320.000 son jóvenes de edades entre 15 y 29.

Precaución para tu piel
Entre los padecimientos que pueden afectar la piel, se encuentra el cáncer de piel, el cual tiene dos variantes: los carcinomas epidermoides, los cuales se originan en las células de las capas que conforman la piel y que suelen aparecer luego de los 50 años; y el melanoma que se origina en los melanocitos (células encargadas de dar la pigmentación a la piel) y puede presentarse a partir de los 30 años de edad.

En el caso del melanoma, los especialistas indican que puede iniciarse como una formación cutánea, nueva, pequeña y pigmentada que aparece sobre la piel normal; sin embargo, también puede originarse en lunares pigmentados preexistentes. La luz solar tiene incidencia en ambos tipos de cáncer de piel, pero hay una diferencia importante, los carcinomas epidermoides se desarrollan por exponer la piel al sol durante un tiempo prolongado (como los marineros o pescadores). Por el contrario, el melanoma puede producirse por la exposición directa al sol sin la necesidad de que ésta ocurra durante un largo tiempo, como en viajes a la playa, piscina, entre otros; por esta razón se considera que pocas exposiciones sin la aplicación de protector solar puede tener incidencia en la aparición del melanoma.

El Dr. Carlos Ángel, oncólogo médico de la Clínica Santa Sofía en Caracas, recalcó que el elemento prioritario para la prevención del cáncer de piel es el uso de productos con un factor de protección solar (SPF) mayor a 30 y, si la persona es de tez muy blanca debe usar productos con un SPF de por lo menos 45.

Para el tratamiento del cáncer dermatológico, en especial el melanoma, el especialista acotó que existen diversas alternativas dependiendo de la etapa en la que la enfermedad sea diagnosticada. Se trata de un  primer nivel cuando la lesión se encuentra en su punto de origen, es decir, no se ha expandido a otras partes del cuerpo. La segunda etapa es cuando la enfermedad ha migrado hacia los ganglios linfáticos más inmediatos. Para estas dos primeras etapas, el tratamiento indicado es la cirugía y la administración de interferón alfa-2b, que se utiliza como coadyuvante.

El Dr. Ángel explicó que cuando la enfermedad es de índole metastásico (tercera y cuarta etapa) el tratamiento es diferente, ya que aquí muchas veces la cirugía no es una opción; la aplicación de terapias biológicas suele ser el procedimiento indicado, ya que han brindado al paciente un mayor porcentaje de supervivencia y sobrevida global, cuando se compara con las terapias que existían en el pasado. Un ejemplo sería el vemurafenib, producto biológico recientemente aprobado en nuestro país para el tratamiento del melanoma metastásico.

Aprovechando esta época festiva, es recomendable entonces que la persona no sobreexponga la piel a los rayos ultravioletas en las horas cercanas a medio día, utilizar protectores solares adecuados y reaplicarlo varias veces durante el día, de esta manera, se podrá tener un regreso a casa sin graves consecuencias en la salud.

Chip a Cookie