Cantv solventa cerca de 700 averías en Nueva Esparta

Escrito por Redaccion el . Publicado en Nueva Esparta

Las labores realizadas por el personal técnico de la Empresa han devuelto las comunicaciones a distintos sectores en esta entidad oriental. En todo el país son más de 28.000 incidencias resueltas en beneficio del colectivo.

Abocada al Plan Nacional de Atención de Averías, Cantv reparó en Nueva Esparta cerca de 700 incidencias en instituciones públicas y privadas, ocasionadas en su gran mayoría por hurto, robo, vandalismo y sabotaje a la plataforma de telecomunicaciones del Estado venezolano.

Técnicos de Cantv en Margarita se desplegaron para restablecer las telecomunicaciones en esta importante zona turística y económica del país, con lo cual se busca el beneficio del colectivo que vive y visita la entidad insular. Como parte del plan fueron restituidos los servicios al Banco de Venezuela en su sedes de Porlamar (municipio Mariño) y Pampatar (municipio Maneiro), también al Banco Bicentenario de Juan Griego (municipio Marcano).

En la zona industrial El Piache (municipio García) un acto de vandalismo en uno de los Armarios de Distribución Secundaria (ADS) dejó incomunicado a una cantidad importante de galpones que distribuyen alimentos, comercializan materiales de construcción y repuestos.

José Suárez, gerente de Operaciones de Distribuidora Mi Pollo, declaró que la falta de telefonía e Internet ocasionada por terceros afectó la gestión de la empresa por la falla en los puntos de venta. “Estuvimos dos semanas con las líneas dañadas. Luego de contactar a Cantv enviaron a su personal técnico, que diligentemente resolvió el problema”.

En el sector comercio la operadora nacional reparó líneas averiadas a un total de 433 establecimientos ubicados en las principales calles y avenidas de la entidad insular, de igual manera el plan garantizó la conectividad a pequeñas y medianas empresas del sector alimentación, salud, educación e instituciones gubernamentales como CNE, Seniat, Aeropuerto Internacional Santiago Mariño y Saime.