Este lunes,  se realizó el primer esfuerzo de articulación para conformar la coalición Ayuda y Libertad del estado Anzoátegui, bajo el esquema del presidente interino Juan Guaidó y del protocolo internacional para recibir la ayuda humanitaria.

Así lo informó el diputado y vicepresidente de la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional, Armando Armas, durante la reunión realizada con representantes de la Iglesia Católica y Evangélica, Organizaciones No Gubernamentales (ONG), fundaciones, gremios profesionales, líderes sociales y voluntarios, en la sede de la Oficina Parlamentaria en Puerto La Cruz.

Armas destacó que era necesario aglutinar todos los esfuerzos, documentar las cifras y preparar el informe preliminar para organizar el ingreso y trabajar en la distribución de los insumos destinados a atender la emergencia humanitaria en Venezuela. “Esta iniciativa la protagonizará la sociedad civil. Quienes quieran participar de forma individual pueden registrarse en la página www.voluntariosxvenezuela.com. Hay una gran cantidad de personas dispuesta a colaborar de corazón para contribuir al ingreso y distribución de medicinas y alimentos”.

Refirió que estudios realizados por organizaciones del sector salud han determinado que existen cerca de 40 centros asistenciales a escala nacional que requieren dotación de manera prioritaria, entre ellos el hospital Luis Razetti de Barcelona. “Sin embargo, debido a la coyuntura actual a causa de la epidemia generada por la presunta contaminación del agua en zona norte de Anzoátegui, en este hospital habrá que rediseñar esa demanda”, dijo el parlamentario.

En cuanto a los centros de acopios dispuestos, el diputado indicó que se instaló uno en Cúcuta (Colombia), el cual ya está operativo.  “Se están designando otros puntos en Brasil y las Islas del Caribe para facilitar el ingreso al país lo más pronto posible. Entendemos que los tiempos de necesidad social son más urgentes que los tiempos políticos, pero esta situación es consecuencia de la crisis política, y queremos resolverla de la mejor manera y con los mecanismos menos traumáticos posible”.

Armas rechazó cualquier impedimento para evitar la cooperación internacional, “mucho menos si esa amenaza es armada, porque estaríamos ante un escenario de guerra internacional que nadie quiere. Una coalición de ayuda humanitaria no debe ser el detonante de una guerra”.

Durante la reunión exploratoria se acordó realizar una nueva convocatoria para la próxima semana a fin de discutir y actualizar la información del estado. El lugar y la fecha se anunciará a través de las redes sociales.