La activista por los Derechos Humanos, Lilian Tintori, manifestó que el pueblo venezolano sufre la peor emergencia humanitaria compleja de la historia de la región y que la única forma de ponerle un alto es con el cese de la usurpación. ” para lograr la salida del régimen, los países democráticos del mundo deben colaborar. El pueblo de Venezuela los necesita”, agregó.

La dictadura de Maduro es indolente, persigue, tortura, destruye y hasta asesina a toda persona que no colabore o siga su visión. “Yo huí de la dictadura, me escapé. A mí me encerraron, me quitaron el pasaporte, me siguieron en el coche, me acosaron, entraron a mi casa, nos robaron y luego estuve 30 días encerrada en la Embajada de España y decidí escaparme. Pasé por mar, por tierra, por aire. Arriesgué mi vida y la de mi hija Federica de un año y medio”, relató Tintori.

“A mi esposo, Leopoldo López, lo torturaron en una cárcel militar cinco años”, añadió.

En lo que respecta a las negociaciones entre Maduro, Guaidó y Noruega, Tintori puntualizó que “los dictadores utilizan el diálogo para alargar el tiempo y mantenerse en el poder. Lamentablemente no hay acuerdo porque el régimen no quiere”.

Asimismo, aseguró que el presidente encargado, Juan Guaidó, trabaja día y noche, haciendo todos los esfuerzos necesarios y articulando labores con ONG para disminuir el sufrimiento del pueblo que hoy no tiene comida, seguridad ni medicinas.