El Comisionado Presidencial para los DDHH y Atención a las Víctimas, Humberto Prado, aseguró que todos los funcionarios del régimen que han cometido torturas, desapariciones y otros crímenes de lesa humanidad deben estar muy nerviosos ante las investigaciones que llevan a cabo la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDDHH).

“Después de la actualización del informe presentado por la Alta Comisionada para los DDHH, Michelle Bachelet, comenzó a discutirse la resolución de lo que iba a ser la investigación a Venezuela. Estas resoluciones y la aprobación de una misión internacional en el país tendrán duración de un año para ser integrada por expertos en la materia y hacer una investigación que podría pasar a la Corte Penal Internacional. La justicia en materia de derechos humanos persigue al régimen internacionalmente”.

Prado resaltó la importancia de los tres informes presentados por Bachelet y aseguró que todos los crímenes de lesa humanidad cometidos por el régimen han sido registrados.  “Al régimen solo le queda permitir la entrada de la misión internacional al país; de lo contrario, enviarán una comisión. Pronto aparecerán con nombre y apellido los ejecutores de las violaciones a los derechos humanos en Venezuela”.

Líneas de acción sin colores políticos
El comisionado presentó además las líneas de acción que ejecutará desde la Comisionaduria para los DDHH y Atención a las Víctimas; entre las cuales destacó la creación de un registro único para atender, documentar y hacer seguimiento a las denuncias de las víctimas de violaciones a los derechos humanos.

“Trabajaremos en la formación del ciudadano para la defensa de sus derechos, asesoramiento y gestión de defensa de las víctimas, donde formaremos a los ciudadanos para que puedan cumplir una función en la protección de sus propios derechos y sean capaces de emprender acciones para defender los derechos de otros, sin distingo de colores políticos. También, realizaremos asesoría y gestión de defensa de las víctimas para lograr una defensa efectiva, sobre todo de los más vulnerables, tanto en instancias nacionales como internacionales, mediante la documentación de casos y el activismo constante en los órganos creados para ello”.

En su primer pronunciamiento ante los medios, informó que se redactará una ley para las víctimas en el país, a través de la cual se podrá atender y garantizar el derecho a la justica. Precisó que durante las últimas semanas se ha reunido con más de 30 ONG's y que en los próximos días se llevará a cabo un acto junto al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, para pedirles perdón a los ciudadanos que han sido atropellados por el régimen y se realizará un proceso de reparación simbólica.

Prado se comprometió a trabajar en pro de la comprensión, el respeto, y las garantías para que en Venezuela no se vuelvan a repetir tan atroces crímenes de lesa humanidad contra los ciudadanos. Asimismo, manifestó no tener miedo de asumir sus funciones como alto comisionado para los derechos humanos desde el país. “Estoy en Venezuela y no me iré, voy a defender los derechos humanos desde mi país. Sé que estoy corriendo un riesgo, pero no les tengo miedo. Mi temor es nada más hacia Dios”.