El diputado a la Asamblea Nacional (AN), Omar González Moreno, jefe de la Fracción Parlamentaria 16 de Julio, dijo que  "las deportaciones masivas acordadas por países vecinos, en plena pandemia del Coronavirus, ponen en peligro la vida de miles  de migrantes venezolanos".

Precisó que las consecuencias sociales, económicos y de salud pública del Coronavirus han empujado a diversas naciones a expulsar a miles de venezolanos que se ven obligados a regresar al país caminando y cargando sus pocas posesiones encima.

"Es una violación de los derechos humanos, una trasgresión grave a los tratados internacionales de los emigrantes y es un acto desmedido en un momento inadecuado. Por ende, los diputados debemos pronunciarnos y enviarle un mensaje a los gobiernos de Latinoamérica que se recuerden que los venezolanos emigraron no por gusto sino por necesidad".

Omar González Moreno recordó que Venezuela siempre fue una nación que ha recibido con los brazos abiertos a los extranjeros y pidió "un gesto igual en la actualidad".

El asambleísta aseguró que los venezolanos tienen que sobrevivir entre las deportaciones que se están llevando adelante en Colombia, Perú y Ecuador y el caos que persiste en Venezuela.

"Millones de ciudadanos se fueron debido a la crisis alimentaria, la inseguridad y al caos en los servicios públicos. Se fueron por la escasez y la inflación, optaron por irse debido a la persecución y el hambre. Ahora, se ven obligados a regresar a un país aún más caótico por la terquedad de unos usurpadores que no terminan de admitir que le quedó grande la nación".

El parlamentario señaló que los únicos culpable del drama que viven los venezolanos son quienes han dirigido el país bajo el esquema hambreador y perturbador del socialismo que pulverizó el Estado venezolano y su economía.

"El chavismo es el responsable de origen de esta tragedia, porque sin él las deportaciones masivas no hubieran existido, porque en primer lugar los venezolanos nunca hubieran tenido la urgencia de huir de su tierra".

El representante de Anzoátegui en la Asamblea Nacional fue enfático en asegurar que la forma más efectiva de detener la emigración venezolana y las deportaciones, es a través el cese de la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres; un cambio de modelo y la instauración de un sistema de libertades.

El diputado por Vente Venezuela le envió un mensajes a las democracias del mundo al manifestarles que "si quieren ayudar a los venezolanos, y evitar los problemas de la migración, entonces ayúdennos efectivamente a recuperar nuestra libertad y la democracia".